martes, 1 de marzo de 2016

EL DOLOR

Me rompo en mil pedazos
y me hago añicos.
Miro el despojo de mi cuerpo
tirado inerte
en el fango del abismo.
Y siento, y pienso,
y pienso y no siento nada.
Sólo vacío.
El desgarrador dolor
que rompe mi alma
desgajando las vestiduras 
que un día alguien tejió
sin costura alguna.
..."Yo no he sido"...
Oigo en el bullicio.
Y yo, mientras tanto,
sigo ahí, 
quieta,
observando cada trozo de mi
desperdiciado en el fondo
del dolor,
que rompió de un mazazo
mi interior.
¿Qué queda de mí?
¿Quién fui?
¿Por qué llegué hasta aquí?
¿Habrá manos que recojan
mis recuerdos y sonrisas
y acaricien con ternura
lo que quedó?
Me alejo,
me voy y no sé dónde,
dónde es donde parto ahora
mientras mi cuerpo se queda ahí,
hecho añicos.
No soy yo.
Me rompí.
Y en silencio..., me voy.








2 comentarios:

  1. Me gustó esa cadencia trágica... ese "grito" y "huida" en forma de versos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oscar. Quizás es esa forma de expandir fuera esos momentos "raros" que se tiene algunas veces.
    Un beso para ti también.

    ResponderEliminar