miércoles, 21 de diciembre de 2016

OTOÑO

Déjame otoño que hoy te despida,
abrace tu niebla teñida de ocres,
sonría al ocaso que parte
en la noche
cubriendo de lluvia 
los campos y lares,
frescor que desnuda
calores de hogares.
Llegaste calmando
las tardes que el sol
buscaba frescores.
Y partes dejando
abierta la puerta
para que en su lecho
el invierno more.
Apenas cruzáis abrazo de amigos
dejando que el frío
esculpe los días
que en horas escasas
dan paso a la noche.
Hogares que cantan
tertulias y amores,
paseos de tarde cubiertos de alfombras
que pintan de hojas
tapando los campos
que fueron tan verdes.
Déjame otoño que hoy te despida
y abrace tu niebla teñida de ocres.

2 comentarios:

  1. Se aprecia (al menos humildemente lo hago) influencia de grandes poetas españoles, A. Machado, M. Hernández por ejemplo. Un beso Areños y a seguir haciendo crecer tu poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, pero hablamos de poetas ilustres. Simplemente escribo lo que en el momento menos esperado me viene y necesito escribirlo ene se instante. Por eso siempre llevo una libreta en el bolso. Si tu me lees y te gusta, yo feliz, pero ni siquiera soy una aprendiz de tan grandes plumas. Gracias y un beso.

      Eliminar