domingo, 23 de julio de 2017

LA LUNA SE VISTIÓ DE GALA

La luna se vistió de plata
buscando sus mejores galas,
quiso ser reina en la noche,
de estrellas iluminada,
y al amanecer del día
quería que el sol la admirara.

Despierta el sol en el cielo
al alba,
con rayos de oro y grana,
y ella quietita le espera
sin esconderse del día
dejando tras sí un caminito,
cubierto de polvo de plata.

El día se va apagando
y ella le mira admirada,
sale a alumbrar la noche
con su vestido de gala.

¡Mañana será otro día
cuando él regrese brillando
bajo su manto de oro,
quizás la mire un poquito,
quizás, se la quede mirando!



No hay comentarios:

Publicar un comentario